En foro, advierten atorón en atención a mujeres violentadas

0



En la cuarentena crecieron las agresiones y la violencia intrafamiliar en los hogares mexicanos, pero las denuncias apenas comienzan a presentarse con el regreso a la “nueva normalidad”, señalaron especialistas durante el foro “La violencia contra la mujer en tiempos de la pandemia del COVID-19”, organizado por Periódicos Asociados en Red (PAR) y Fundación Miguel Alemán. 

En abril y mayo hubo 19 mil 692 y 19 mil 450 llamadas de emergencia relacionadas con violencia de pareja, respectivamente. En junio, ya con la economía reabierta de forma parcial, los pedidos de ayuda subieron a 21 mil 004, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 

“Se tiene el gran temor de rezagos que obstaculicen el acceso a la justicia a las mujeres sobrevivientes de violencia”, dijo Julieta Morales, doctora en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Castilla-La Mancha.




Especialistas prevén un alza de denuncias por violencia

En México, durante abril y mayo, el confinamiento provocó que la violencia intrafamiliar aumentara, pero no las denuncias ante las autoridades correspondientes, advirtieron especialistas participantes en el foro “La violencia contra la mujer en tiempos de la pandemia del COVID-19”, organizado por Periódicos Asociados en Red (PAR) y la Fundación Miguel Alemán.

Además de que las mujeres no podían salir de sus casas por motivos sanitarios, tampoco llamaron al 911 porque estaban en permanente contacto con el agresor.

De acuerdo a la investigadora social Layda Negrete, de toda la gama de delitos, el de violencia familiar es el que más se denuncia, por lo tanto se espera que en próximas fechas repunte el registro oficial de casos que ocurrieron en los meses anteriores. 

“No basta con encarcelar, no basta con judicializar los casos. Desde antes de la pandemia ya veíamos a una autoridad que era incapaz de hacer frente a este delito, es como una pared. Es ir a denunciar para archivar el caso”, expuso Negrete.

La politóloga Rosario Guerra Díaz coincidió al respecto y enumeró las falencias a nivel nacional.

“Muchos estados no cuentan con la coordinación necesaria entre el 911 y la atención de los Institutos de las Mujeres. No hay suficientes refugios, tampoco hay personal capacitado para la ayuda médica, psicológica o jurídica o de orientación y capacitación para el empleo, lo cual obliga a las mujeres y sus hijos a regresar al domicilio y seguir con los abusos de los que son víctimas”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí