Sevilla defiende el honor del futbol español ante el Inter de Milán

0


La Europa League coronará este viernes al primer club campeón en las competiciones europeas 2019-2020: el Sevilla y el Inter de Milán se miden desde las 19h00 GMT en Colonia (Alemania), con el honor del futbol español e italiano también en liza.

Después de quedar fuera de las dos finales europeas el pasado año, tras una década llena de episodios gloriosos, el futbol español ha visto cómo el Sevilla ha sido su mejor representante este curso al alcanzar el último partido de la Europa League.

En la Champions League, el Barcelona sufrió un ridículo histórico (8-2 ante el Bayern Múnich) en cuartos de final, la misma ronda en la que el Atlético de Madrid cayó contra el Leipzig (2-1), dejando a los clubes españoles fuera de las semifinales del principal torneo europeo. El Real Madrid había quedado apeado en octavos de final.

El Sevilla eliminó a dos ingleses en la “Final 8” de Alemania, Wolverhampton (cuartos) y Manchester United (semifinales). Ahora sólo le separa el Inter de un sexto título en su competición favorita.

El equipo andaluz tiene un récord de cinco títulos en el torneo, anteriormente conocido como “Copa de la UEFA” y que luego pasó a disputarse como “Europa League”.

Para el Inter, tres veces campeón del torneo (las tres cuando era Copa de la UEFA, en 1991, 1994 y 1998), esta final es una oportunidad para reverdecer sus viejos laureles.

El ataque interista asusta, con el belga Romelu Lukaku y el argentino Lautaro Martínez, que entre los dos han logrado 54 tantos esta temporada.

Ambos son la principal baza del Inter para conseguir el primer título de Italia en las competiciones europeas desde que el propio Inter se llevara la Champions League en 2010.

“La gente sólo recuerda al que gana las finales”, avisó el entrenador del equipo lombardo, Antonio Conte, el jueves.

Examen a Lopetegui

JULEN LOPETEGUI. El Sevilla, digirido por el técnico español, está en un momento dulce, tras una racha de veinte partidos invicto. AFP / M. Meissner

En el banquillo rival, el del Sevilla, está Julen Lopetegui, que llegó al club blanquirrojo tras salir de la Selección de España en plena cuenta atrás en Rusia para el inicio del Mundial 2018, después de que se conociera su fichaje por el Real Madrid para después de ese torneo. En el equipo merengue su paso fue fugaz, de apenas cuatro meses, antes de ser despedido.

El Sevilla está además en un momento dulce, tras una racha de veinte partidos invicto (desde un revés 2-1 ante el Celta de Vigo el 9 de febrero en la Liga española, antes del parón por la pandemia del nuevo coronavirus).

Fue cuarto en LaLiga y por ello está clasificado para la próxima Champions. Ganar la Europa League sería terminar el curso de la mejor manera, repitiendo un título que el Sevilla ya logró en 2006, 2007, 2014, 2015 y 2016.

“Es una historia de amor”, dijo en una entrevista con la AFP el director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez ‘Monchi’, arquitecto del Sevilla moderno.

Defensa de hierro, ataque inspirado

El equipo andaluz tiene un récord de cinco títulos en el torneo, anteriormente conocido como ”Copa de la UEFA” y que luego pasó a disputarse como ”Europa League”. EFE / F. Vogel

Una defensa de hierro contra un ataque en plena ebullición: el francés Jules Koundé y el brasileño Diego Carlos tendrán la misión de parar el dúo Lukaku-Lautaro, apodado “LuLa” por la prensa italiana. La pareja ha marcado en los diez últimos partidos europeos de los “nerazzurri”.

Existen dudas sobre el estado del argentino del Sevilla, Lucas Ocampos, que ha tenido problemas en la rodilla derecha en los últimos días.

“Todo el mundo tiene que estar en condiciones óptimas”, avisó Lopetegui el jueves tras ser preguntado por Ocampos.

“Hemos trabajado mucho y hemos luchado para tener esta oportunidad, que nos hace mucha ilusión. Ojalá nuestros aficionados puedan disfrutar. Nos vamos a dejar la vida en el campo, como hacemos siempre”, prometió.

La final de la Europa League marca el principio del final de los torneos UEFA 2019-2020, que se han tenido que disputar con formatos inéditos y a puerta cerrada como solución improvisada tras la interrupción de las competiciones por la pandemia del COVID-19.

El domingo será el turno de la final de la Champions League, el gran torneo europeo, entre el Bayern Múnich y el Paris Saint-Germain.

OF

Avatar de AFP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí