Suspenden a funcionarios por comprar ventiladores a hijo de Bartlett

0



La titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Claudia Díaz Pérez, y tres funcionarios más fueron suspendidos de sus cargos por faltas administrativas en el desempeño de sus actividades.

La suspensión de la funcionaria se filtró desde temprana hora; sin embargo, el área de Comunicación Social del IMSS señaló que de manera central no se había otorgado autorización para emitir una postura al respecto.

La delegación en Hidalgo fue señalada de adquirir 20 ventiladores para la atención de pacientes con COVID-19, los cuales fueron adquiridos de manera irregular a la empresa Cyber Robotics Solution, propiedad de León Manuel Bartlett, hijo de Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Ante ello se siguió un procedimiento de responsabilidad administrativa en contra de Claudia Díaz Pérez, así como de Luis Alberto Camargo Cervantes, responsable del Hospital General de zona medicina familiar número uno; Francisco Villeda, encargado del Despacho de la Jefatura  de Servicios de Prestaciones Médicas; y Edgar Aarón Hernández Torres, ingeniero biomédico delegacional.

Se informó que a través de un acuerdo se determinó decretar, de manera provisional como medida cautelar, la inmediata suspensión temporal de los funcionarios y en un término de 48 horas se remita la constancia que lo acredite a la Secretaría de la Función Pública (SFP). 

También se indicó que los funcionarios inhabilitados se les deberá de garantizar el ingreso mínimo necesario para cubrir sus necesidades básicas, por lo que se determina que su pago sea del 30% de su ingreso total.

Tras los señalamientos por la adquisición de los ventiladores el pasado 2 de mayo, los funcionarios señalaron que posterior a la autorización liberada por la normativa central para la compra de ventiladores, el 11 de abril se instruyó a la Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas, y a la Coordinación de Abastos, realizar la cotización de ventiladores que cumplieran con entrega inmediata, disponibilidad de piezas y características de un ventilador adulto pediátrico.

En conferencia realizada en la delegación, dieron su postura de esta compra y señalaron que varias empresas, entre ellas Infra del Sur, tenían diferentes variables como el tiempo de entrega y la disponibilidad de los aparatos; ante ello, refirieron que para los días 14 y 15, analizadas las cotizaciones, cuyos precios no los establece el IMSS sino el mercado, se determinaron altos y bajos costos, y se solicitó el oficio de liberación para la compra.

El 17 de abril se emitieron invitaciones para participar en el procedimiento AA05OGIRO17-E124-2020, y adquirir 24 ventiladores a los proveedores que manifestaron tener la entrega inmediata, de las cuales fueron cuatro las empresas que demostraron esta exigencia.

La compra fue de 24 ventiladores; 20 a Cyber Robotics Solutions, dos a Conduit Life, uno a Lorena Sainz Mondragón y pendiente uno, de Comercializadora Zarua, que no continúo con el procedimiento. 

Los costos a Cyber Robotics Solutions oscilaron entre un millón 550 mil pesos y 880 mil.

Díaz Pérez señaló que al estar en primera línea de combate ante la pandemia del coronavirus, lo más importante ante la emergencia era contar con el equipo médico que hace la diferencia entre la vida y la muerte.

“Por ello no se trata de una situación de ahorro o de economía, sino de salvar vidas. Esa es la misión más importante del IMSS, salvar vidas”, indicó.

Ante el cuestionamiento de si sabían que la empresa era propiedad del hijo de un funcionario público,  Díaz Pérez respondió que el IMSS trabaja con razones sociales y no con nombres. “Desconocemos quienes son las personas”, declaró.

“Nosotros trabajamos con razones sociales, con empresas y por supuesto que en el proceso que se hace para la adquisición lo que se considera es que no sean empresas que estén sancionadas y esto lo verifica el Órgano Interno de Control”, refirió.

Por su lado, Francisco Villeda, jefe del servicio de Prestaciones Médicas, aseguró en ese momento que el Seguro Social en esa entidad cuenta con alrededor de 104 ventiladores, los cuales serían insuficientes ante un escenario catastrófico que se pudiera tener.

“Tenemos las camas pero lo más importante es el equipamiento, contar con ese equipo que va a salvar una vida y que una vida ya lo decía nuestra titular no tiene precio”, puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí