«Poco Ortodoxa» de Netflix se inspiró en una historia real. La mini-serie habla por las silenciadas

0


Las atrocidades que vivió Etsy, le ocurrieron en la vida real a Deborah Feldman. Y le pueden estar pasando a más mujeres bajo a esta ‘religión’ extremista y opresora que no les permite expresarse. Es algo que tiene que parar.

Las series tienen distintos componentes que las hacen inolvidables. Buenas actuaciones, un guion espectacular que genere una trama envolvente, temática atrayente, pero quizá lo que más me ha gustado últimamente a lo que ha apostado Netflix, intentar alzar la voz respecto a situaciones que nos dan igual porque desconocemos.

Hablar de injusticias en su idioma: ese que es tan global, que llega a cada rincón, y que a través de series o películas nos abre los ojos. En 2019 quizá las más destacadas en este aspecto fueron Así Nos Ven e Inconcebible. Al punto de que, fans de Así Nos Ven pidieron eliminar los libros de Linda Fairstein, una mujer que maltrató e inculpó a niños inocentes en la serie y en la vida real.

Getty Images

 

Algo así nos presentan con su nuevo éxito: Unorthodox, o como fue llamado para Latinoamérica, Poco Ortodoxa. La ficción se rueda en lengua yidis (idioma judío-alemán de las comunidades asquenazíes) y está directamente inspirada en la auto-biografía de Deborah Feldman, que lleva por nombre Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots.

La serie cuenta en cuatro episodios la vida de Esther Shapiro encarnada por Shira Haas, una joven de 17 años que pertenece a la comunidad de judíos ortodoxos jasídicos de Nueva York. La casan obligada con un joven de 19 años años llamado Yanky (interpretado por Amit Rahav) y su vida cambia totalmente, le rapan la cabeza y debe hacer solamente lo que diga su marido.

(Ojo: que a partir de aquí voy con algunos spoilers)

La serie ciertamente cuenta hechos reales. A muchas mujeres en esta religión le rapan la cabeza, las obligan a usar velos, no pueden leer ni libros ni ver tv si su esposo no se lo permite, deben respetar un código de vestimenta. Todo ocurrió y ocurre en la vida real.

En los puntos que difiere a las historia de Feldman, es que aunque tanto la actriz como Deborah tienen pasiones por las artes, Esther adora la música, Feldman la literatura. Confesó Deborah a The Guardian.

Ambas tuvieron un matrimonio arreglado, lo distinto fue que Esther se fue a Alemania al quedar embarazada, Feldman llegó a Berlín siendo madre. Feldman se alejó de su comunidad en Estados Unidos, Esther lo hizo en Berlín.

«Me alejé de mi matrimonio y de mi religión para siempre en la víspera de mi vigésimo tercer cumpleaños, me fui nada más que con mi hijo y con algunas bolsas llenas de ropa», dijo Deborah a Metro UK. Ella quería darle a su hijo, la oportunidad que nunca tuvo para ella.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

«Cambié mi número de teléfono y mi dirección y no le dije a nadie dónde estaba. Para las personas cuya sangre es la misma que la mía, es muy probable que esté perdido para siempre», indicó Deborah a la misma fuente.

Netflix

En conclusión, una historia bastante similar a la que vemos en Netflix, solamente un poco acelerada para no hacerla tan larga en la casa de la N. Pero si quieren sabe exactamente qué ocurrió, el libro de Deborah está disponible en Amazon.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí