Zapotecos desafían aislamiento en Juchitán; acuden a visitar a sus muertos

0


Pese a restricciones por la emergencia sanitaria que vive el país por el coronavirus y las restricciones anunciadas para acceder al panteón municipal “Domingo de Ramos” en Juchitán, Oaxaca, los habitantes zapotecos de esta ciudad cumplen con la tradición prehispánica de visitar a sus muertos llevándoles flores este día que arranca la Semana Mayor, desafiando incluso el blindaje policíaco y de la Guardia Nacional.

Desde la madrugada, los habitantes de Juchitán se concentraron en las entradas del panteón principal del municipio para acceder al camposanto, aunque la zona comenzó a blindarse desde la noche anterior con elementos de las policías municipal, estatal y la Guardia Nacional para cumplir la decisión federal de no permitir la concentración de personas en espacios públicos y privados, ya que en este panteón lo visitan este día más de 10 mil personas.

La visita a los panteones en Semana Santa es un ritual único en todo el mundo que celebran los zapotecas del Istmo de Tehuantepec, este ritual está relacionado con el año nuevo zapoteca según el calendario antiguo que coincide con la Cuaresma católica, además es el pago que hacen los zapotecas a la visita que realizaron los muertos a sus casas en noviembre.

La visita a los panteones del Istmo comienza desde las primeras horas del día y concluye entrada la madrugada, en las sepulturas las familias conviven todo el día con amigos y vecinos, comen, beben, rezan y escuchan música.

Este día comenzó con un acceso limitado de las personas al panteón, a quienes se les permitirá entrar solamente a dejar flores, pero un anuncio que se difundió en los altavoces de todas las secciones de Juchitan, a nombre presuntamente del expresidente municipal Alberto Reyna, invitó a los pobladores a asistir, asegurando que se llegó a un supuesto acuerdo con la autoridad. Lo anterior motivó a que la gente empezara a saturar el lugar.

Posteriormente, el político desmintió el anuncio y alegó que alguien usurpó su nombre. También Emilio Montero, el presidente municipal actual, desmintió que existiera un acuerdo y pidió a los ciudadanos a quedarse en casa. Advirtió que se investigará el origen de los anuncios, los cuales calificó de “irresponsables” y prometió un castigo para quien los haya realizado.

Desde el pasado marzo, incluí antes de que se tomara la decisión de suspenderlos a nivel nacional, el gobierno de Oaxaca pidió que no se realicen eventos que concentren a una gran cantidad de personas para evitar la propagación del coronavirus.

Posteriormente las medidas se han ido endureciendo y por ahora, según un decreto publicado por el gobernador Alejandro Murat este viernes, sólo se permite la realización de actividades sustanciales y se prohíben, incluso, días de plaza y todo tipo de celebraciones religiosas.

En el Istmo de Tehuantepec ya existe un caso confirmado de COVID-19 y hay otros siete pacientes bajo sospecha y en espera de que se analicen sus resultados. A nivel estatal los pacientes positivos son 22, de los cuales cinco han sido dados de alta y uno falleció. Además hay 55 casos sospechosos.

IM
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí