Restricciones simultáneas por COVID-19 no funcionarán: UNAM

0


Gustavo Cruz Pacheco, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que aplicar medidas de restricción simultáneas carecen de sentido porque el brote de coronavirus no ocurrirá al mismo tiempo.

“Por ejemplo, en 2009, durante la crisis por influenza A, cuando en la Ciudad de México ya había pasado el brote, comenzó en otras urbes”, recordó durante su participación en el programa “La UNAM responde”.

Las disposiciones deben desarrollarse escalonadamente e iniciar cuando sea necesario, no antes ni después, para que sean efectivas:

“Si comienzan desde antes y no se pueden mantener, se levantarían a destiempo y eso sería perjudicial, y si por el contrario, se espera demasiado, serían menos efectivas. Es una decisión delicada, porque no hay que adelantarse, pero tampoco pasarse“, recalcó el especialista a través de un comunicado.

Además, señaló que debe tomarse en cuenta que el número de infectados es mayor al registrado pero hay casos que no llegarán a los servicios médicos, por sus características asintomáticas, o por la levedad de sus efectos, pero la transmisión seguirá en circulación.

De acuerdo a modelos matemáticos, señaló que estas medidas para contener la propagación de COVID-19 tendrán que intensificarse cuando se registren entre 400 a 500 casos por ciudad.

El rol de las matemáticas en la pandemia

La repercusión que tienen las matemáticas, como ciencia exacta, ante un fenómeno como el provocado por el SARS-Cov2 está relacionada con estimar el hecho y otorgar medidas más precisas.

En el caso de este brote infeccioso, el modelo matemático utiliza “parámetros epidemiológicos”, por ejemplo, las tasas de contacto entre personas, determinada por sus comportamientos. Por ello, la importancia del aislamiento social que permitirá que el pico infeccioso no alcance un alto registro durante un tiempo breve, “porque eso saturaría los servicios de salud”, advirtió el especialista.

Otro factor que es usado en estos modelos es la capacidad de duración que tiene una persona de transmitir el virus. Este periodo infeccioso es un “parámetro biológico” que está dado por el propio virus y por el sistema inmunológico.

Los modelos matemáticos plantean y miden diferentes escenarios, pueden modelar lo que ocurrirá si no se toman medidas de aislamiento; en ese caso, la proporción de infectados, que comienza en cero, empezaría a subir, llegaría a un máximo del entre 20 y 25% de la población, e iniciaría su descenso.

El académico de la UNAM recomendó seguir los lineamientos que establece la Secretaría de Salud (SSa), aseguró que sólo de este modo se obtendrán buenos resultados.

NR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí