La frontera resiente restricciones parciales

0


Ante el cierre parcial de la frontera entre México y Estados Unidos (EU) como una medida para frenar la propagación del COVID-19, la incertidumbre se apoderó de habitantes de algunas ciudades mexicanas fronterizas, los comerciantes empiezan a perder clientes y familias temen quedar dividas al no poder cruzar.

El Centro de Tijuana, ciudad al Sur de San Diego, lucía casi vacío ayer pese a que los fines de semana suele estar repleto de visitantes. “Hoy no sólo hemos visto escasa gente, sino que nada de clientes nos ha visitado”, lamentó Raúl Salinas, un comerciante de artesanías que en sus 10 años como vendedor jamás había vivido un sábado como el de ayer en la zona, con calles conocidas por su afluencia turística casi vacías.

México y Estados Unidos acordaron el viernes restringir los cruces con fines turísticos o recreativos y de cualquier otra actividad considerada “no esencial”, con el fin de contener un brote de coronavirus que ha contagiado a casi 27 mil personas en el vecino del Norte, más de10 veces que los casos registrados en territorio mexicano.

JL

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí