Chile impone toque de queda por COVID-19

0


El Gobierno de Chile decretó este domingo un toque de queda desde las 22.00 horas de esta noche, luego de que en las últimas 24 horas se registraron 95 nuevos casos por COVID-19, lo que eleva el número total de contagiados hasta los 632.

“El presidente ha instruido a partir de hoy en la noche un toque de queda en todo el territorio nacional desde las 22:00 horas hasta las 5:00 del día siguiente. Las personas tienen que estar en su domicilios y de esta manera disminuir los contactos sociales“, anunció el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Una mujer de 83 años con patologías respiratorias previas y de la comuna de Renca, a las fueras de la capital, se convirtió el sábado en la primera fallecida por COVID-19 en el país, luego de haber sido contagiada días antes en una reunión familiar.

El ministro indicó en una rueda de prensa que hay 31 personas hospitalizadas por el nuevo coronavirus, 11 de ellas con ventilación mecánica, y anunció una serie de medidas para frenar la expansión de la pandemia, como la prohibición de viajar a segundas viviendas y el retorno obligatorio a sus viviendas principales de todos los ciudadanos a partir del próximo martes.

El país, que registró su primer caso de COVID-19 el pasado 3 de marzo, se encuentra desde este jueves bajo el estado de excepción por catástrofe, con las clases suspendidas desde el lunes y fronteras, centros comerciales, cines, restaurantes y comercios que no sean de primera necesidad cerrados.

Aunque hay muy poca actividad en las calles, el Gobierno aún no ha decretado el confinamiento preventivo, como sí han hecho otros países vecinos como Argentina, Bolivia, Colombia y Perú, pero cada vez son más voces que lo piden, sobre todo en la capital, donde se registran la mayoría de los casos.

El Gobierno rehúsa de momento a declarar la cuarentena en todo el territorio, pero sí ordenó este domingo el confinamiento de la población en la ciudad austral de Puerto William, que se une así las cuarentenas que ya estaban vigentes en la remota Isla de Pascua y en pequeño pueblo de la Patagonia chilena, por donde paseó un turista infectado que viajaba en un crucero.

El ministro también anunció que se establecerá un “cordón sanitario” en la ciudad de Chillán, en el centro del país, lo que significa que no podrá entrar ni salir nadie de esta ciudad “salvo excepciones con salvoconducto”, y que se intensificarán las aduanas sanitarias en las Islas de Chiloé.

GC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí