Renato Ibarra habría intentado sobornar a la policía con 20 MDP

0



Renato Ibarra le habría ofrecido 20 millones de pesos a los policías que lo detuvieron la noche del jueves pasado, por la ”agresión” a su pareja Lucely Chalá.

La revista de espectáculos ”TvNotas” relata los hechos con una entrevista a la agredida y también con testigos que aseguran que el futbolista del América intentó sobornar a los agentes que acudieron al llamado de las hermanas Chalá.

Renato les ofreció 20 millones (de pesos) a los policías por parar todo, pero estos se negaron y lo llevaron a MP”, relata un allegado a la familia, menciona la publicación.

Asimismo se menciona que el jugador le ha ofrecido a su pareja llegar a un arreglo económico, un convenio que parece ya está aceptado, pero que no se ha podido hacer oficial. ”Sí, ya hay un convenio en donde le está ofreciendo a Lucely unos inmuebles y pensión alimenticia, pero no se ha cerrado por cuestión legal”.

La agresión

Lucely Chalá, pareja de Renato Ibarra relató a esta revista todo lo que vivió la noche del jueves con el americanista quien ahora está detenido en el Reclusorio Norte acusado de ”violencia familiar agravada, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto”.

La ecuatoriana dijo que esa noche los problemas comenzaron cuando Renato estaba fuera de su casa, debido a que había ido a rehabilitación de la lesión que no lo deja jugar con el América desde inicios de torneo.

”Mientras él estaba fuera, mi hermana y yo recibimos insultos de la familia de él, así que nos salimos de la casa y regresamos hasta la noche”, dijo.

”Para la noche ya estaba Renato y hablé con él para pedirle que calmara las cosas, que no hubiera problemas y se irritó. Renato y yo estábamos en la habitación y él me jaloneó del cabello y me empujó contra la pared. Lo hizo pese a que sabía que mi embarazo era de riesgo por la pérdida tan reciente que tuve. Mientras él me pegaba, sus familiares, en lugar de calmarlo, comenzaron a pegarle a mi hermana. En la casa estaba un amigo en común, Víctor, quien nos metió a un vestidor”.

Según Lucely cuando estaban encerrados en el clóset, Ibarra le gritó a sus familiares: ”Vengan, péguenles. Atacaron a mi hermana; la tenían en el piso, la golpearon. A mí me tenían contra una pared mientras a ella le pegaban”.

Narró que ella protegía su vientre por el embarazo. ”Estaba encorvada protegiendo a mi bebito. También estaba mi hijo presente viendo todo, y de eso Renato estaba consciente, mi niño gritaba: ‘No le peguen a mamá, déjenla’, tenía una espada y les quería pegar para defenderme (llora). Sentí mucho miedo y me encomendé a Dios…. ¡Él nos salvó!”.

Su otra hermana, Karen, quién recibió un mensaje de las agredidas, fue la que llamó a la policía.

”Ella hizo la llamada a la policía. Cuando sus familiares se dieron cuenta de esto, se gritaron entre ellos: ‘Ya cálmense, que están llamando a la policía’, y pararon. Karen se levantó y yo le dije a Renato: ‘¿Por qué nos estás haciendo esto? ¿Te das cuenta de que estoy embarazada… ¡Llevo en mi vientre a tu hijo!’.

”Como pude, agarré a mi hijo y con mi hermana nos fuimos al coche hasta que llegó la policía”.

Le explicamos a la policía lo que ocurrió; los dejé pasar y detuvieron a Renato y a su familia; él se rehusaba a salir de la casa, hubo muchos gritos, forcejeos, hasta que lo sacaron. Él intentó de todo para que los policías lo soltaran”.

OF

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí