Policía venezolana ejecuta a jóvenes, denuncia HRW

0



Una unidad especial de la Policía venezolana persigue y ejecuta a jóvenes en barrios pobres, mientras el Gobierno del presidente Nicolás Maduro intenta reprimir a la oposición, denunció la organización Human Rights Watch (HRW).

El grupo defensor de los derechos humanos señaló que ha documentado nueve casos que involucran a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), en los que varios individuos fueron torturados o ejecutados, parte de un patrón más extenso de ejecuciones extrajudiciales bajo el disfraz de “resistencia a la autoridad”.

“Las fuerzas de seguridad venezolanas están haciendo justicia por propia mano, matando o deteniendo arbitrariamente a quienes acusan de cometer delitos, sin mostrar ninguna prueba”, afirmó José Miguel Vivanco, director de HRW para América.

El reporte es el segundo en mencionar las supuestas violaciones a los derechos humanos de las FAES. La oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, emitió un reporte crítico en julio que concluía que muchas muertes clasificadas como “resistencia a la autoridad” podrían en realidad haber sido ejecuciones extrajudiciales encubiertas por la autoridad.

En total, la Policía y las fuerzas de seguridad han dado muerte a casi 18 mil personas en Venezuela quienes, de acuerdo a las autoridades, se les resistieron.

HRW apuntó que los casos que documentó siguen un patrón similar: agentes armados de las FAES vestidos con uniformes negros llegan en camionetas sin placas e irrumpen en casas de barrios pobres. Los familiares de varios de los hombres ejecutados dijeron que la organización manipula la escena del crimen y la evidencia después de las muertes.

Las FAES fueron creadas en 2017 como una unidad de respuesta rápida con la responsabilidad de combatir la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Maduro ha expresado reiteradamente su apoyo a las FAES y criticó el pasado informe de la ONU por cuestionar la conducta de la unidad, argumentando que los investigadores manipularon los datos y que creyeron un discurso falso reportado ampliamente en la prensa. “Es un peligroso eslabón para la intervención de Venezuela”, aseguró.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here