Tráiler contaba con frenos al chocar en Santa Fe: Garrido

0

Los avances de las indagatorias realizadas por peritos sobre el accidente vehicular registrado este miércoles en la carretera México-Toluca, perímetro de Álvaro Obregón, indicaron que la conductora iba a más de 100 kilómetros por hora y que el sistema de frenos del tractocamión estaba funcionando.  

“El avance preliminar habla que el vehículo era conducido a una velocidad mayor a los 100 kilómetros por hora”

“El avance preliminar, de acuerdo a los peritajes de los hechos de tránsito, habla que el vehículo era conducido a una velocidad mayor a los 100 kilómetros por hora, tomando en consideración la trayectoria que siguió este desde el contacto con el primer vehículo, hasta que se detuvo de su marcha, así como la deformación que presentan los vehículos involucrados. En lo que refiere a la mecánica, se determinó que el tractocamión contaba con el sistema de frenos funcionando”, explicó el procurador general de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio.  

Señaló que la dependencia está a la espera de recabar la querella de los lesionados y los dueños de los vehículos afectados además de la entrega del dictamen de mecánica de hechos para determinar el peso de la carga. Además falta el dictamen del tránsito del vehículo y las necropsias, entre otros análisis.

Por su parte, la empresa deberá entregar información principalmente sobre la unidad y de la conductora Ana “N”, de 41 años de edad. En conferencia de prensa detalló que la conductora vive en el Estado de México, trabaja en la empresa desde julio de 2013 y era operadora de tráiler desde septiembre de 2017; y la ruta que conducía era del parque industrial 2000 en la Ciudad de Toluca a la terminal en Cuautitlán con una carga de 25 toneladas de jabón.

Garrido Osorio señaló que a la conductora se le hizo el estudio de Química Sanguínea para identificar si había consumido drogas y alcohol, y salió negativo. Como resultado de este choque resultaron 17 personas lesionadas y 10 fallecidas.  

Edmundo Garrido destacó que, por el delito de homicidio culposo por los 10 muertos, podría alcanzar una pena máxima de 50 años de prisión, por lesiones culposas de 14 personas, una penalidad de 28 años de prisión y por daño a la propiedad culposa por los autos afectados, una pena de 17 años; sin embargo, al tratarse de delitos no graves se puede llegar a un acuerdo reparatorio sin necesidad de que Ana “N” llegue a prisión.

JM

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here